Claves para tener una adecuada administración de las finanzas

Claves para tener una adecuada administración de las finanzas

Fortalecer el papel de las mujeres en el sector de las finanzas es una de las claves para impulsar el crecimiento económico y social de los territorios; su papel fundamental en la sociedad y los múltiples roles que desempeñan en el día a día como administradoras del hogar, consumidoras y empresarias, hace indispensable robustecer sus conocimientos en la administración de sus finanzas, el manejo de hábitos sanos y la adecuada gestión de su dinero e ingresos. Tener buenos hábitos financieros es el inicio y la clave para alcanzar las metas personales, así como el logro del bienestar personal o el emprendimiento de un negocio propio. A continuación, compartimos algunas claves para lograrlo:

Elaborar un presupuesto

Planificar los gastos para un periodo determinado y monitorear si se ha gastado lo presupuestado, será de suma importancia para controlar los gastos. A fin de mes se podrá hacer un ajuste para optimizarlo; mantener un seguimiento diario puede brindar ahorros de hasta un 15%. Realizar el ejercicio del presupuesto del mes ayudará a reducir gastos, pues al ver anotados las obligaciones y ser consciente de los gastos, permitirá ser prudente y reducir el nivel de gasto. Dos acciones sencillas de ajuste al presupuesto pueden ser: reducir el gasto en comidas diarias, comprando los ingredientes y preparándolos en casa, o eliminar algún contrato de servicio o suscripción que ya no se necesite o use de manera frecuente.

Ahorrar

Destinar un porcentaje del ingreso mensual para ahorrar, este hábito puede evitar utilizar esos recursos en cualquier otra necesidad o deseo. Lo ideal es depositar ese dinero en una cuenta bancaria separada para que genere los mayores beneficios posibles. Se proponen estos tipos de ahorro:

Ahorro para emergencias: Los imprevistos llegan cuando menos se espera. Y, con el fin de evitar que arruinen los planes, lo mejor es crear un fondo de emergencia, que solo se usará en caso de que surja un evento realmente importante. Se recomienda contar con un monto separado con el que se pueda cubrir los gastos de 3 a 6 meses.

Ahorrar para las metas: para alcanzar esos sueños y metas específicas (estudios, bienes...), lo recomendable es que se adopte el hábito del ahorro. Lo ideal es que se establezca un plazo estimado y se destine una cantidad fija mensual para alcanzarla.

Ahorrar para el retiro: Pensar desde ya en un plan de ahorros e inversiones para el momento del retiro laboral es una acción muy pertinente, que permitirá vivir la época de la jubilación de una manera tranquila y segura desde el área financiera.

Crear un buen historial crediticio

Tener antecedentes financieros que demuestren una capacidad de pago y un buen comportamiento con las deudas, abre las puertas a diversos créditos que pueden ser desde un préstamo personal o para negocio. Un primer paso puede ser solicitar una tarjeta de crédito con un límite reducido con el que se puedan manejar algunos gastos, pagando el monto total al llegar el día de corte. Evitar caer en la trampa de los créditos informales. Con estos tipos de créditos se expone a muchos riesgos y no se cuenta con el amparo de la ley.

Evita las compras por impulso

No es recomendable gastar dinero en cosas no necesarias. Antes de gastar se debe analizar si realmente se necesita, quizá ese dinero se pueda destinar al fondo de ahorros para la vejez y emergencias..

Aumentar los ingresos e invertir las ganancias

Para obtener bienestar financiero y calidad de vida es indispensable tener ingresos suficientes para cubrir los gastos y luego de lograr un buen balance el siguiente paso es invertir el monto que se logra acumular como ganancia. Una asesoría adecuada y confiable permitirá invertir la ganancia en negocios que generen rentabilidad.